Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Participa Inmujeres CDMX en foro sobre inserción laboral de personas con antecedentes penales

Publicado el 28 Junio 2017
08.JPG
Boletín 51, 2017

  • El panorama para las mujeres en situación de reclusión es devastador, sufren mayor discriminación, estigmatización y abandono, afirmó la directora general del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México (Inmujeres CDMX), Teresa Incháustegui Romero, durante el Foro “Inserción Laboral de personas con antecedentes penales: miradas y desafíos desde una Perspectiva de Género y Derechos Humanos”, organizado por la organización civil Documenta y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

En la mesa titulada “Derecho al trabajo de las personas privadas de la libertad desde la perspectiva de género y derechos humanos”, Incháustegui Romero destacó que la mayoría de las mujeres que llegan a esta condición son por robos menores, actos que provienen de la falta de oportunidades, de capacitación para el trabajo y la falta de empleo.

“Hace falta una gran iniciativa social y gubernamental que pueda llegar a hacer realidad los principios que se establecen para la capacitación en el trabajo, la Ley Nacional de Ejecución Penal y que se puedan analizar estas asignaturas pendientes que tiene la ley para aplicarse”, puntualizó.

Incháustegui Romero explicó que en la CDMX, el Inmujeres capitalino y la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo han realizado estudios y proyectos para la formación de mujeres en reclusión en oficios no tradicionales, como carpintería, soldadura y manejo de aluminio.

Anunció que este año, en coordinación con la Subsecretaría del Sistema Penitenciario de la CDMX (sSSP), se trabaja un proyecto piloto para que un grupo de mujeres comience a vivir un proceso de reinserción social y laboral y pueda beneficiarse de programas sociales relacionados con la seguridad alimentaria, pensiones para las madres, becas para fomento al empleo, acceso gratuito a la red de transporte, la creación de cooperativas y apoyo psicológico.

“Un reto importante es la posibilidad de que todo el personal que trabaja en los centros penitenciarios pueda incorporar el principio de los derechos humanos de las personas privadas de su libertad como un principio fundamental, que se puedan vivir y no se obstruyan las oportunidades que pueden tener las mujeres adentro”, puntualizó.

Por su parte, la investigadora de Documenta AC, Maïssa Hubert Chakour, señaló que el 33.4% de las mujeres privadas de la libertad en la CDMX está por robo calificado, 82% son primo delincuentes y 55% tiene entre 31 y 50 años de edad.

También participaron en la mesa la directora general de Instituciones Abiertas, Prevención y Readaptación Social, María Dolores García Eslava; la especialista en Derecho Penal de Reinserta un Mexicano AC, Fernanda Dorantes Arteaga; y la presidenta de La Cana, Proyecto de Reinserción Social, Raquel Adriana Aguirre García.

--ooOoo--


Visita la galería aquí